Sìguenos en Redes Sociales

Deportes

Jacob Petrus: “Me he enamorado de estas sierras y valles”

Jacob customizada

Necesitó apenas un vistazo para quedarse prendado de esta tierra. Un lugar alejado y recóndito de su Barcelona natal que ha calado hasta los huesos en este licenciado en Geografía y especialista en meteorología. Esa pasión que transmite cada tarde en Aquí la Tierra de TVE, con la naturaleza y el clima como pilares básicos, le abrió las puertas del Geoparque Villuercas – Ibores – Jara. Un descubrimiento inolvidable, según sus propias palabras, que le reportó primero un premio, luego un carnet de socio VIP y por último un lugar de descanso y ocio para toda su familia. Jacob Petrus nos atiende con la familiaridad del que se cuela todas las tardes en nuestro salón con una sonrisa perenne. Desde su segunda casa, el plató de televisión, habla todavía fascinado por el último eclipse de superluna y entusiasmado ante su próxima visita a Extremadura.

 

Pregunta: ¿Es usted de los que siempre trasnocha o madruga para no perderse un fenómeno como el reciente eclipse de superluna?

Respuesta: Un espectáculo como ese hay que verlo porque no se repite hasta 2033, valía la pena disfrutarlo tanto a nivel personal como profesional. En el programa intentamos que en casa también le dieran el valor que le correspondía. Estuvimos toda la semana dando avances y explicando en qué consistía. En Tenerife además se iba a producir un alineamiento con la sombra del Teide, incluso el viernes también hicimos un experimento en el plato, explicando por qué primero se iba a enrojecer y luego a oscurecer. De hecho, nos felicitó vía twitter la ex-ministra de medio ambiente, Cristina Narbona

 

P: Son fenómenos que cada vez tienen mayor expectación. ¿Algo de culpa tendrán ustedes?

R: Somos un granito más en el mundo de la difusión de ciencia que hay en España. Es un tipo de fenómeno que interesa al gran público, creo que siempre ha interesado pero ahora hay más plataformas para divulgar ese tipo de contenido entre redes sociales, la cantidad de gráficos que puedes enseñar, la capacidad de mostrar esas imágenes rápidamente, todo ayuda a que la gente se sienta más cercana con este tipo de fenómenos.

P: Oiga, ¿y no temen que con los smartphones, internet o la cantidad de aplicaciones que nos ayudan a conocer la previsión meteorológica, el hombre del tiempo esté en peligro de extinción?

R: Hay que adaptarse a los tiempos. Hay mucha diferencia en cómo consume la información meteorológica la gente mayor y la gente joven. Tanto por los ritmos de vida de los diferentes grupos sociales como por la interpretación que se hace de ese pronóstico. Las aplicaciones nos suponen una competencia porque transmiten un mensaje de forma muy rápida, aunque con una calidad muy baja. Y no lo digo por el nivel de acierto, sino porque una información como la meteorológica no se puede resumir en un icono, el tiempo cambia a lo largo de 24 horas de una forma radical. No nos hablan de las temperaturas, del viento, de las sensaciones. Ese es el contenido de valor que aportamos nosotros.

 

P: ¿En esa adaptación a los nuevos tiempos se han pasado al info-entretenimiento?

R: Es cierto que no somos la única plataforma para buscar el pronóstico del tiempo. Es cuestión de evolucionar. También nos hemos convertido en un espacio de entretenimiento, respetando siempre el rigor de la información meteorológica, por supuesto.

P: Las redes sociales tienen un gran protagonismo en la televisión actual y Aquí la tierra no es una excepción. ¿Cree que se hace un uso abusivo de ellas?

R: Nosotros apostamos por implementar una cercanía con el público pero con otro tipo de contenidos para mostrar la relación que la gente tiene con la naturaleza, y no solo con fotografías sino con vídeos. En los últimos cinco años ahí si ha habido una revolución. Ahora mismo es muy fácil realizar un vídeo con una buena calidad y transmitirlo muy rápidamente. Es algo muy importante para nosotros, tanto que nuestro programa puede modificar su estructura o incluso el inicio si encontramos un vídeo muy bueno en redes sociales. Así podemos mostrar con mayor intensidad y grabado en primera persona aquello que estamos explicando.

“El cambio climático se nota en los cultivos,

olas de calor o comportamiento de animales”

 

P: Algunas de esos vídeos o fotografías también ponen de manifiesto la existencia del cambio climático. ¿Estamos suficientemente concienciado los españoles sobre este fenómeno?

R: El proceso de cambio climático no se debe agrupar en un conjunto. Habría que diferenciar diferentes ramas y analizarlas. Lo primero que habría que ver es hasta que punto la gente es consciente de que hay cambio climático, esto no es ninguna teoría, es algo que existe, es inequívoco. En ese punto hay que ver que la gente esté concienciada que el cambio climático es una realidad aquí, en España, que no solo se manifiesta en osos polares que quedan aislados en el Ártico. Aquí se nota en los cultivos, en el comportamiento de plantas y animales, en la llegada de más o menos olas de calor. A partir de aquí tendríamos que observar la concienciación de la gente en su día día, de lo que puede hacer en su casa y de lo que va a pasar en años futuros.

 

P: Denos un pronóstico, ¿cuál es la previsión del cambio climático?

R: Ahí es donde surgen las divergencias. El espectador, el ciudadano de a pie no termina de comprender cómo algunas asociaciones defienden que, por ejemplo, la Manga del Mar Menor va a terminar inundándose, y si es algo tan trágico porqué no estamos haciendo nada. Otros sectores del mundo científico intentan apaciguar esas voces de alarma asegurando que no es para tanto. Ahí hay mucho trabajo por hacer. Hay que trabajar sobre esos escenarios, porque aquí no todo es cuestión de hacer previsiones, hay que trabajar sobre diferentes escenarios posibles y saberlos explicar.

 

P: Entiendo que esa es la lucha del diaria en Aquí la Tierra, intentar concienciar desde el conocimiento y hacer llegar esa explicación a todos.

R: Independientemente del cambio climático, nosotros intentamos ir más allá. Es cuestión de ética, de moral, de ser consciente de lo que significa vivir en un país desarrollado, abrir el grifo y tener agua potable sin límites. Queremos poner en valor eso, que la relación que tengas con el planeta sea consecuente, pero con un mensaje positivo, sin querer reñir a nadie, y que llegue igual a padres, niños o abuelos. Así nos hemos convertido en un programa familiar. Simplemente queremos valorar la flora, la fauna, la naturaleza, qué significa el tener un río limpio, no contaminarlo o no derrochar energía.

 

“El objetivo de Aquí la Tierra es

que la gente se divierta y aprenda”

 

P: ¿Qué le parece que programas de divulgación, en los que se mezclan conocimiento y entretenimiento sean una excepción en TVE? ¿No deberían de preocuparse más por el servicio público?

R: Para nosotros es un orgullo ofrecer ese servicio público. Y considero que hay que dar valor a la decisión que tuvo en su día TVE, hace un año y medio. Entonces pocos apostaban por un programa sobre el medio ambiente, sobre ecología, sobre el planeta, a las 8 y media de la noche. Tiene mérito esa apuesta y por supuesto la respuesta del equipo, porque esto no es La 2, no es un programa de naturaleza o de ecología, esto es un magacín de entretenimiento. Este es nuestro primer objetivo, la gente se tiene que divertir mientras aprende cosas.

 

P: Incluso han saltado al papel y han editado un libro del programa ¿Es un complemento al programa?

R: El libro tenía una intención muy clara, que es la misma que el programa. Demostrar cómo el clima está detrás de nuestra vida cotidiana, muchas veces sin darnos cuenta. Percibimos que un día gris nos puede bajar el estado de ánimo. Pero… ¿entendemos qué consecuencias físicas psíquicas tienen en nosotros la llegada del otoño? Ahí empiezas a descubrir la relación del clima y la salud. Hay una relación directa entre el clima y nuestra dieta, y debemos dar prioridad a os productos de temporada. También hemos profundizado en otros como el clima y la historia, qué momentos históricos han estado condicionados claramente por episodios climáticos, la arquitectura también está condicionada por el clima y otras muchas…

 

 

P: ¿Cuéntenos? ¿Cuáles fueron algunos de esos episodios históricos marcados por el clima?

R: Pues algunos tan importantes como La Revolución Francesa en el que las malas cosechas debidas al tiempo resultaron un factor clave o el desembarco de Normandía, donde las condiciones atmosféricas se tuvieron en cuenta para escoger la fecha y el lugar del ataque.

P: Lo que no he encontrado en el libro es ninguna referencia al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. Se nota que todavía no le habían concedido la Villuerquina de Plata.

R: (Risas). El galardón nos lo concedieron el pasado mes de julio, por nuestra labor en Aquí la Tierra. Una de las cosas que más me llamó la atención fue esa rama del turismo geológico que desconocía, me parece un concepto fascinante eso de turistear respetando el medio ambiente y valorándolo. En el Geoparque se da valor a la tierra y a los tesoros que la naturaleza esconde, como por ejemplo encontrar los mismos montes que encontramos en el este de EE.UU., los Apalaches. Son las rocas más antiguas que podemos encontrar en nuestro país.

 

P: Tras su primera visita quedó usted prendado de ese impresionante paisaje.

R: Totalmente. Me he enamorado de él. Es cierto que había oído hablar del Monasterio de Guadalupe, pero nunca había estado allí. Me impactó nada más avistar el pueblo la belleza y grandeza de su Monasterio, posteriormente llegó la visita con el prior por esos muros que guardan tanta historia, fue algo fascinante. Guardaré esa visita para siempre en mi memoria. Era la primera vez que estaba en un Geoparque y me encantó, porque me gustan esas formas de turismo alternativo. Las propiedades y lo que esconde este Geoparque te atrapa definitivamente.

 

P: ¿Cómo resumiría, ahora que lo ha vivido en primera persona, la experiencia del turismo geológico, al que antes hacía referencia?

R: Tuvimos la oportunidad de subir al Pico de Las Villuercas, el techo del Geoparque. Desde allí se ve prácticamente todo el parque, disfrutamos del vuelo de los Buitres, y fuimos comprendiendo, gracias a las explicaciones de José Antonio Montero (Presidente de Geovilluercas), el lugar en el que estábamos. En un lugar así puedes saborear los inclinales y anticlinales, es decir, los valles y las cumbres y entender la evolución a lo largo de la historia, cuál había sido el proceso de modelaje. La geomorfología climática es una ciencia que me encanta y en el Geoparque se aprecian de maravilla los agentes climáticos o meteorológicos que han intervenido para formar ese paisaje.

 

“Extremadura es la gran desconocida,

tiene mucho que mostrar”

 

 

P: Extremadura está marcada por los tópicos, uno de ellos dice que es la gran desconocida de nuestro país.

R: Ese creo que se cumple. Cáceres y Badajoz guardan auténticas joyas que el gran público no conoce. Pero por otro lado, es una tierra que se sale del tópico y es que hay mucho más además de campos de secano y dehesa. El paisaje que te encuentras por ejemplo en las faldas de la Sierra de Gredos es realmente impresionante. Es que tiene una variedad de flora y fauna que la gente desconoce, por no hablar de la gastronomía, rica y variada. Extremadura ofrece mucho más que esa visión típica. Hay mucho que mostrar tanto al público de aquí como al de fuera.

 

P: De hecho, desde Aquí la tierra van a poner su granito de arena para mostrar el Geoparque como nunca se ha hecho.

R: Sí, estamos trabajando para hacer una serie de reportajes en esta zona. Queremos mostrar este tipo de paisajes, contemplar las aves que allí viven, la gastronomía típica que ofrece e incluso algunas formas de vida u oficios que se están perdiendo y todavía allí se pueden encontrar. En definitiva, conocer mejor esta zona y ver todas las posibilidades que ofrece un territorio como este.

 

P: Después de conocer un poco más esta tierra, ¿crees que las energías renovables podrían ser otra gran fuente de ingresos? ¿Se debería apostar más por ellas?

R: En general, en España estamos apostando poco por las energías renovables. Somos un país con muchas horas de sol, con muchas zonas de viento, quizá ahí sí se está aprovechando mejor. En radiación solar nos falta mucho por recorrer y eso que hace unos años hubo un impulso que parece que ahora se ha frenado. Tanto Extremadura, como Andalucía o Castilla-La Mancha deberían aprovechar más estas fuentes de energía. Pocos países tienen esas condiciones climáticas y podríamos convertirnos en una referencia.

 

¿Le veremos pronto por el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara?

Pues sí. Volveré este otoño con la familia para disfrutar y aprender más de esa maravillosa tierra.

Read More

El amor huele

Todos llegan como un huracán de viento fresco, da igual que el aroma nos remonte a la calima veraniega o al frío otoño en Nueva York. Cuando llega, el amor siempre huele a primavera, todo brota a una velocidad de vértigo, como esos documentales en los que vemos florecer orquídeas, rosas o narcisos a cámara rápida. Entre besos que huelen a carmín rojo y deseo púrpura, la ilusión viaja instalada en los ojos de los protagonistas, con ese brillo tan característico del metal recién pulido. El primer amor lo llaman, olor a fruta fresca y vistas a un domingo soleado con todo el día por delante.

match point

Para entonces nadie frena la intensidad de un olor que como el del café bien cargado se convierte en esa droga que todo el mundo necesita para echar a andar. Humeante y amargo. Adictivo. Como dos piedras que chocan hasta que las chispas, jadeantes, comienzan a destilar ese olor del papel mojado que empieza a arder. Los fósforos iluminan, esas noches, las sombras del pudor mientras prende la pasión irracional e ingenua del carpe diem. Ese olor lo descubres al día siguiente cuando abres las ventanas y aireas la habitación. Son días en que todo huele al centro de tu andar.

Ese amor huele a campos de trigo donde la tormenta estival te sorprende y el olor de la tierra húmeda se confunde con el de los cuerpos sudorosos. Gotas de agua cómplices que van calando hasta los huesos. Ese amor huele a excusa para volver a verse, a cañonazos disparados al alma, a cohetes surcando tu falda. En esos momentos captas tantos aromas que crees flotar, te sientes más alto, notas que no apoyas los pies en el suelo. Ahí, por encima de la contaminación reinante el olfato se da un festín. Como si todo oliera ya diferente, como si lo ácido del limón se hubiera quedado en el frescor de esa fragancia que te eriza la piel, como si el calor pegajoso del metro oliera igual que las caricias sobre tu espalda.

Ese chaparrón de éxtasis consiguen extenderlo algunos varias semanas, un par de meses los más afortunados, unos cuantos años si lo que hacen es ver una telenovela. Pero ese primer amor no solo desprende aroma a látex y calzoncillo de domingo. La brisa fresca de esa primavera atemporal viene acompañada del olor a castaños, almendros u hojas caídas que decoran los paseos eternos de los enamorados. Siempre hay hueco para la vainilla en forma de helado y el chocolate se convierte en el entremés ideal antes de llegar al postre. Que como no podía ser de otra manera huele a fruta de la pasión con un toque de canela.

También el amor se actualiza y por eso ahora huele al plástico impersonal de los ordenadores, al anonimato de las redes sociales y a las carantoñas teñidas de emoticonos amarillos. Hace tiempo que se esfumó el perfume de la carta escrita, de la postal cargada de añoranza, ni siquiera el amor resiste ya la atracción de la foto revelada. Y por contradictorio que parezca, ese mundo veloz e instantáneo encaja a la perfección con el primer amor. Ahí donde el tiempo huele a arena que se escapa entre las manos, a mecha corta de petardo, a novela con las páginas en blanco, ahí, descubres de repente, la primera bofetada del amor. Nunca más volverás a oler algo igual.

Read More

Lucille guarda silencio

 

Sin música la vida sería un error. Friedrich Nietzsche

 

BB King

 

Nadie volverá a acariciar su cuerpo con tanta ternura. Ni con la pasión de quien encontraba en ella alivio y placer a partes iguales. Se ha quedado sola, arrinconada en el último recoveco de una casa que ella llenó de música, calor y amor. Esas seis cuerdas que hoy enmudecen de luto alumbraron un día el universo del blues para llevarlo a otras latitudes, para acercarlo a los blancos, para hacerlo popular, para dar la vuelta al mundo, para sentirse el Rey. Todo eso lo consiguió Lucille de la mano de BB King.

 

Lucille es la guitarra más famosa del mundo y su historia se remonta tiempo atrás. Riley Ben King tocaba en uno de esos antros de Arkansas que tanto le gustaban cuando dos hombres comenzaron a discutir por una mujer. Ambos se disputaban sus favores hasta que la trifulca derivó en un incendio. Derribaron un bidón de gasolina y la chispa de un cigarro hizo el resto. Entre llamas, King arriesgó su pellejo para rescatar su guitarra. Pero el nombre de su instrumento cambiaría para siempre después de conocer el nombre de la dama. Lucille sería el recordatorio perpetuo de los peligros que esconden las actuaciones en directo… y ciertas mujeres.

 

Esas actuaciones habían comenzado en los campos sureños de Mississippi de donde era natural King. Aunque su música siempre tuvo vocación urbana, dotada de ese aroma a sueño americano y ascensión social que tanta carrera hizo entre los afroamericanos de la segunda mitad del siglo XX. Ahí arrancó su figura y su mito al mantener vivas las raíces que le conectaban con una comunidad negra que nunca abandonó. Y es que a diferencia de tantos otros artistas negros que se cobijaron en el rock and roll o en el jazz, él se quedó en los guetos reducidos del blues.

 

Su descubrimiento por parte del gran público fue paulatino. A mediados de los sesenta se comenzaron a grabar sus conciertos en directo donde jóvenes admiradores como Eric Clapton quedaron prendados de su figura para siempre. Aquellos conciertos fueron fundamentales en su carrera y le permitieron abrir de par en par su música a la comunidad blanca. Su popularidad ascendió en el pentagrama del éxito hasta que entró en el circuito comercial del rock sin cambiar su estilo. Eran los años en que se podía escuchar a BB King como telonero de los Rolling Stones o su repertorio cautivaba a los hippies en el Auditorio Fillmore.

 

Pero en unos tiempos tan cambiantes, la evolución de la música negra terminó dejando atrás a un purista como King. Él intentó adaptarse virando hacia el soul o tocando puntualmente el funky, aunque cuando agarraba una guitarra Gibson, todo el mundo sabía quien era el que mecía aquellas cuerdas. Así llegó su coronación a nivel internacional con el inolvidable The thrill is gone, una reflexión muy personal sobre el desgaste de la vida en pareja. Para mantenerse en la cima BB (Blues Boy, como era apodado) King no dudó en dar a su heterogéneo público lo que demandaba. Lo mismo triunfaba en los grandes festivales europeos que atendía a sus admiradores de toda la vida tocando en cualquier modesto club de la América profunda.

 

Y es que King solo entendía la vida subido encima de un escenario. En su época de esplendor daba entre doscientos y trescientos conciertos al año. Desde 1949 a 2008 fue un habitual de los estudios de grabación y su longevidad creativa fue siempre admirada por compañeros y fans. Algunos como Eric Clapton, Raimundo Amador, U2 o Zucchero terminaron tocando con él en esa evangelización del blues que llevó hasta los últimos rincones del planeta. Ante una actividad laboral tan frenética King reconocía que nunca fue un padre ejemplar para sus 15 hijos reconocidos o que se dejaba encandilar por unas buenas curvas y en esta ocasión no hablamos de guitarras. Entre sus otros vicios confesables también estaba la atracción por el juego que le provocó problemas con el fisco.

 

Ahora cuando la diabetes y la hipertensión iban poco a poco silenciando su talento, el ruido creció a su alrededor entre sus allegados para intentar controlar una fortuna muy golosa. Su legado, en cualquier caso, lo encontraremos en sus canciones porque BB era la guitarra expresiva por excelencia, los ritmos cargados de swings, los riffs electrizantes y la voz cálida que te guiaba hacia paisajes melódicos que él se encargó de descubrirnos. En su prolífica discografía, en sus películas y en sus varias biografías permanece la esencia de este Bluesman que reinó (y tocó) con guante de seda durante más de cinco décadas a Lucille como nadie. Larga vida al Rey.

Read More

Un manojo de llaves

Llaves que ayudan a abrir puertas

Llaves que ayudan a abrir puertas

 

No lo recuerdo. Pero lo hemos rememorado tantas veces que a mi retina no le cuesta reproducir la escena y mi cabeza encuentra fácilmente los atajos que activan la nostalgia. Un niño que da sus primeros pasos por el atrio del Real Monasterio, que se siente diminuto ante la majestuosidad de tanta piedra y tanta historia, que ríe feliz persiguiendo ese manojo de llaves. Metáfora de la vida, que en este valle de lágrimas, le irá abriendo puertas y también cerrándoselas.

 

La primera de esas llaves abre una torre. Es la torre de Santa Ana que todos los guadalupenses conocemos como Torre del Reloj. A escasos metros de esa circunferencia de pizarra negra que se encarga de platear nuestras sienes me encuentro de golpe con una fuente. Una fuente de sabiduría escondida entre incunables y legajos. Allí descubro que Guadalupe tiene siete siglos de fe y cultura, que la Rábida es el pórtico del Nuevo Mundo y que a ese cordón umbilical que une Extremadura con América no hay océano que lo detenga. Es la llave del conocimiento que descubro entre carreras por el laberinto que suponía entonces la biblioteca.

 

Pero el sonajero se sigue moviendo y tras él alcanzamos la siguiente puerta. La estancia que se abre ante nuestros ojos tiene un aire más solemne, casi sepulcral. La historia transpira a través de los muros y correr allí es casi un sacrilegio. Pero somos niños y cuando te muestran la Carta de Isabel La Católica o la Partida bautismal de los primeros indios uno no alcanza a saborear el tesoro que tiene entre sus manos. No importa, es una lluvia fina que va calando, que te susurra el valor de la Historia. Estás en el archivo y de repente comprendes que conocer el pasado es la mejor fórmula para entender el presente.

 

Vuelven a sonar las llaves aunque cambie la melodía. Tras la siguiente puerta el tempo ya es otro y los allegro se mezclan con los pianos y fortes para dejar espacio a los andantes, moderatos o prestos. Rodeados de tanta partitura caemos rendidos para que el adagio se apodere de nosotros. Así sucedía una y otra vez en el archivo de música situado justo encima del actual archivo histórico. Sin saberlo estaba inoculando un veneno, una forma diferente de expresión y sensibilidad, me estaba contagiando de música.

 

No hubo tanta suerte cuando las llaves me condujeron hasta la vitrina que adorna la sala de lectura de la Biblioteca. El instrumental del último médico que trabajó en los reales hospitales guadalupenses permanece allí congelado en el tiempo. Quizá fuera ante aquellas reliquias donde me instó por primera vez a que fuera médico, un anhelo que nunca cumplí, y cuya única compensación fue compartir durante mucho tiempo la vocación y el significado de auxiliar a los demás.

 

Cerrada aquella puerta otra se abrió casi sin llamar. Con el verano dando sus últimos estertores, con la Basílica llena a rebosar y con la emoción atascada en la garganta, él cogía el micro y alentaba a las masas. Guiaba la espera. Transmitía emoción. Lanzaba el mensaje. Todo un máster de comunicación para cualquier periodista que él recitaba con naturalidad cada 6 de septiembre. Ese hombre era el mismo que agitaba el llavero, Fray Sebastián García, quien depositó en mí su manojo de ciencia. Gracias padre Sebastián por todas las ilusiones que colmaste en mi, aunque a nosotros todavía nos quedan puertas por abrir.

Read More

DJ James Tayler Las Vegas 2015

In ornare turpis risus, vitae tempor quam viverra eu. Nulla consequat ultrices luctus. Curabitur id mi hendrerit, volutpat odio ac, condimentum velit. In leo dui, venenatis condimentum pulvinar ut, imperdiet vitae ligula. Aenean congue lacus eget quam ultricies pellentesque. Integer ac fringilla velit. Vivamus tincidunt felis in elementum molestie. Ut condimentum purus mauris. Suspendisse nec pharetra tortor, non rhoncus massa. In imperdiet vestibulum dictum. Nulla dui lacus, venenatis ac tincidunt ac, condimentum ac urna. Integer ipsum lectus, rutrum ut auctor et, pharetra a nibh. Aenean tristique sagittis venenatis. Duis vel erat hendrerit, euismod velit nec, pulvinar mi. Fusce auctor risus venenatis sem suscipit viverra.

Nunc cursus in mauris nec sodales. Aenean ultricies mauris ut pretium volutpat. Pellentesque sed metus pellentesque, cursus mi nec, sodales turpis. Donec neque purus, laoreet id odio id, auctor bibendum ante. In lacinia turpis nulla, eget condimentum dui congue non. Integer semper lobortis nisi, ac malesuada libero sagittis nec. Integer tempus vehicula risus sed viverra. Etiam placerat vestibulum magna ac gravida. Duis id justo luctus ligula sagittis faucibus. Integer feugiat diam quis dolor pretium ornare. Donec sollicitudin hendrerit porttitor. Suspendisse eleifend tincidunt felis, eu ultricies lacus congue in. Aenean non dolor pulvinar, scelerisque purus in, elementum erat.

Curabitur id tellus sem. Sed venenatis viverra ullamcorper. Nullam rhoncus facilisis massa ut hendrerit. Donec dictum rhoncus molestie. Sed nec nibh consectetur ante consequat molestie quis eu diam. Donec vulputate condimentum sem a semper. Fusce pulvinar, diam in egestas aliquam, augue elit commodo leo, a hendrerit felis nisi semper ante. Suspendisse lacinia venenatis erat, sed fringilla nunc facilisis quis. Donec ultricies imperdiet arcu id lobortis. Donec cursus felis ac diam fermentum imperdiet. Mauris sed dapibus turpis. Suspendisse odio eros, convallis in laoreet vitae, lobortis laoreet turpis. Aliquam vitae libero auctor, rhoncus tellus et, lacinia massa. Phasellus et dolor et arcu venenatis volutpat. Donec gravida mattis ante ac viverra. Quisque quis urna non ligula rutrum imperdiet rhoncus ut massa.

Ut est massa, imperdiet eu est eget, placerat ultricies turpis. Morbi ullamcorper diam metus, ac vulputate turpis interdum in. Curabitur eu viverra leo, a faucibus turpis. Aliquam aliquam at diam non fermentum. Maecenas aliquet metus at ultricies molestie. Integer placerat venenatis ante, non lobortis diam consectetur sit amet. Quisque posuere rutrum turpis nec bibendum.

Duis dapibus, magna ac volutpat iaculis, elit tortor gravida risus, at laoreet ante felis at enim.

Read More

Chillin Like A Villain

Nam sed nisl nec erat tincidunt fringilla at viverra lacus. Maecenas pulvinar elit in scelerisque sodales. Fusce sed nibh venenatis, pharetra felis dignissim, adipiscing dolor. Donec ullamcorper dapibus enim, nec aliquet eros imperdiet sed. Vivamus a nisl varius, interdum elit eget, ornare mi. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Suspendisse vel faucibus nisi. Suspendisse et porta lacus.

Quisque commodo nec quam ac rhoncus. Integer sit amet quam iaculis, tempor urna lacinia, pharetra ipsum. Etiam volutpat dapibus purus, id fringilla felis faucibus et. Donec vitae pharetra lectus. Sed mattis eu eros ornare dictum. Nulla vel ipsum ut est lobortis pellentesque. Fusce tincidunt dapibus tellus id laoreet. Donec vehicula dignissim justo vel rutrum. Nam ut tristique dolor. Praesent consectetur sed nibh sit amet fringilla. Sed rhoncus nunc ut magna suscipit tincidunt.

Nam adipiscing nisl eget viverra dapibus. Pellentesque arcu nunc, tempor nec tortor in, vehicula tincidunt augue. Donec dapibus sem sapien. Phasellus ultricies suscipit erat eu volutpat. Nunc fringilla auctor ornare. Suspendisse facilisis turpis quis ipsum varius dictum. Sed nibh purus, semper eu dolor et, posuere dapibus dolor. Aenean pretium risus eu enim hendrerit mattis.

Vivamus lacinia suscipit gravida. Aliquam erat volutpat. Proin luctus dictum risus, in pretium eros consequat vel. Quisque eget nisi vehicula, consequat dolor id, elementum erat. Duis auctor faucibus tortor, sed pretium sapien dapibus ac. Aenean metus orci, rutrum sed neque et, interdum porta lorem. Nullam ornare, quam eu auctor aliquam, libero eros volutpat sem, id sodales purus quam id felis. Aenean feugiat faucibus lacus, eu lacinia turpis ultrices vitae. Morbi viverra, ligula in convallis congue, tortor orci volutpat purus, sed consectetur ligula sapien eu dui. Integer fringilla, massa vitae tincidunt facilisis, turpis leo varius purus, at mollis felis quam sit amet augue. Praesent pretium sagittis malesuada. Sed faucibus lorem vel fermentum dapibus. Fusce ornare dolor vel nunc commodo mollis.

Morbi cursus sapien ac odio fermentum, et placerat metus blandit. Curabitur in pulvinar massa. Praesent eget tincidunt lacus, ut vulputate est. Nam vitae sapien sit amet libero imperdiet vehicula. Donec gravida dui a lectus aliquam aliquam. Vestibulum venenatis dignissim dui nec accumsan. Duis aliquam ultricies tortor.

Read More

1 Cup of Tea Then I’ll Go

Integer a justo euismod, hendrerit dui id, hendrerit elit. Ut sed arcu pharetra, elementum erat et, sodales lectus. In hac habitasse platea dictumst. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Curabitur pretium, lectus ut hendrerit facilisis, arcu urna consequat dolor, in dictum augue tellus luctus purus. Nulla facilisi. Vestibulum eu adipiscing urna, in molestie mauris. Nunc ac diam sit amet lacus tincidunt vehicula. Donec ullamcorper risus risus. Maecenas tempus ornare eros, ut placerat mi faucibus in.

In eu mattis nunc, sit amet imperdiet nulla. Phasellus adipiscing urna a ligula venenatis, id venenatis libero dictum. Ut rutrum felis quis quam posuere, ac blandit lacus scelerisque. Aliquam erat volutpat. Nullam tincidunt adipiscing aliquam. Cras eleifend felis in leo ullamcorper ultricies. Etiam sed ullamcorper magna, quis semper purus. Nam eleifend, odio vitae malesuada placerat, metus metus sagittis mi, id gravida neque quam semper tellus. Integer ut sapien vel arcu sollicitudin suscipit ut blandit felis. Proin eleifend lacus commodo dui consequat, et sodales lectus iaculis.

Duis posuere, sapien tristique pellentesque viverra, urna enim pharetra tellus, nec fermentum metus odio sit amet turpis. Suspendisse enim justo, vulputate sed libero sit amet, volutpat ultrices lectus. Cras vitae risus in est dictum vestibulum. Maecenas consectetur, leo in vehicula porttitor, velit turpis hendrerit lorem, sit amet blandit sem leo ut felis. Suspendisse potenti. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Fusce dictum facilisis imperdiet. Maecenas non metus quis risus iaculis lobortis. Phasellus ac urna lacinia nunc scelerisque ultrices vitae vel magna. Vestibulum at nisl et tortor cursus rhoncus. Etiam euismod vel eros eget placerat. Praesent et iaculis tortor, vel aliquam turpis. Donec varius mattis mauris, id mollis nisi accumsan nec. Fusce eget gravida orci.

Read More

Skate Park Muscle Beach California

Vivamus a pellentesque odio. Duis a velit tortor. Praesent mattis fringilla tellus, ac egestas dolor pharetra vel. Vivamus tempus nibh eu aliquam fermentum. Cras aliquam purus sed metus rhoncus, ut posuere nisi sagittis. Curabitur sed tempus purus. Etiam a leo nisi. Pellentesque a placerat ante. Vivamus interdum rhoncus neque non ornare. Sed libero turpis, lobortis ut mollis commodo, commodo sed metus.

Phasellus scelerisque vulputate massa, sit amet consequat risus placerat at. Sed porta consectetur diam nec dignissim. Nullam eget diam id ipsum interdum fringilla. Maecenas vitae justo eu mi tempor mollis. Fusce eu velit in enim faucibus mollis. Phasellus a aliquam lacus. In adipiscing pharetra suscipit. Sed id porttitor purus. Aenean bibendum, est non gravida mattis, magna ante tincidunt nunc, et volutpat dolor nibh in orci. Suspendisse in ligula in nisl ullamcorper vulputate. Cras ante velit, sodales quis erat sit amet, varius venenatis leo. Vivamus at sem urna. Proin egestas euismod semper. Vivamus at sem a ante elementum lacinia. Pellentesque sit amet augue at nibh pulvinar rutrum ut ac nulla.

Integer ut molestie odio, a viverra ante. Sed vehicula tortor sit amet nunc tristique mollis. Aliquam erat volutpat. Nulla a magna quis ante vulputate dapibus. Donec lobortis viverra malesuada. Curabitur molestie, diam non mollis viverra, sapien felis eleifend urna, sit amet commodo mi risus vel nunc. Cras congue enim purus, ac vehicula sem ornare id. Aliquam erat volutpat. Quisque varius in augue in vestibulum. Praesent iaculis at risus eu rhoncus. Donec nibh leo, vestibulum quis venenatis hendrerit, cursus a felis. Nam malesuada volutpat lorem in fringilla.

Fusce quam lorem, faucibus ut fermentum ut, faucibus eu nibh. Maecenas blandit venenatis tortor, vitae fringilla nisi. Aliquam consectetur arcu in quam dapibus, nec adipiscing risus sagittis. Etiam eu sodales elit, eu rutrum tortor. Suspendisse nec sollicitudin lorem. Aliquam erat volutpat. Phasellus et diam bibendum, imperdiet velit et, vulputate mauris. Duis a tristique ipsum, non scelerisque nisi. Vestibulum imperdiet arcu tellus, nec faucibus risus imperdiet vitae. Fusce magna mi, fermentum commodo rutrum accumsan, auctor malesuada lorem. Vestibulum in odio rhoncus ipsum scelerisque venenatis vel eu tellus. Mauris risus mi, lobortis non dui vitae, fringilla varius ante. Donec ac porta augue. Sed congue consequat metus, id consequat erat elementum eget. Aliquam convallis felis et ante bibendum, eu vulputate risus condimentum. Duis consequat elit sed libero aliquam pulvinar.

Vivamus sed metus pulvinar, posuere enim sed, vestibulum mauris. Praesent sit amet nunc arcu. Duis tempor lacus eu dolor interdum ornare. Donec eu leo vel ipsum tincidunt pretium et et arcu. Phasellus elit sem, tempor vitae suscipit ac, dignissim sed nibh. Fusce eget velit dignissim, commodo erat eu, vulputate mi. Curabitur venenatis, dui lacinia feugiat iaculis, nulla lorem interdum arcu, et elementum augue tortor vel leo. Nunc laoreet rutrum nulla, eu pulvinar eros venenatis et. Fusce placerat nec orci vitae condimentum. Mauris bibendum ac purus egestas volutpat. Aliquam eu libero augue. Cras pretium leo orci, nec aliquet orci molestie vitae. Maecenas auctor porttitor faucibus. Cras venenatis, lorem fermentum ullamcorper elementum, eros odio sollicitudin odio, a hendrerit leo odio nec erat.

Read More

Sitting Ducks At Houston Airport

Nulla quis orci in est commodo hendrerit. In vulputate pharetra nisi nec convallis. Sed quis convallis orci. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus vulputate et enim in lacinia. Vestibulum in fringilla arcu. Praesent varius quam leo, et luctus est semper a. Aenean aliquam lorem vel blandit semper. Suspendisse et odio nulla. Phasellus ut diam eget ligula cursus porta et a dolor. Nulla a felis est. Donec malesuada, dolor sit amet facilisis feugiat, erat dui cursus metus, tincidunt volutpat quam justo sit amet dui. Quisque accumsan magna ut lacus faucibus, sit amet pharetra lectus vulputate. Vestibulum odio ligula, gravida vitae nisl in, luctus eleifend justo.

Morbi viverra diam quis nisl condimentum, sed tempus nisi facilisis. Curabitur cursus lobortis quam, eget tempor arcu fermentum eget. Etiam ac pharetra ipsum. Sed lacinia vitae ligula non luctus. Fusce facilisis fringilla ante, eget pulvinar eros blandit sit amet. Ut interdum suscipit fermentum. Maecenas ut vehicula leo. Proin hendrerit risus vel nisi euismod congue. Sed id augue nibh. Donec ut malesuada urna, nec tristique massa. Donec vel enim auctor urna volutpat porta ut feugiat orci. Cras at tortor nibh. Pellentesque viverra leo vitae mi malesuada, eget venenatis est pharetra.

Sed lorem nibh, faucibus vel ligula in, ornare facilisis arcu. Maecenas elit risus, dictum id tincidunt eget, congue scelerisque velit. Cras scelerisque orci sed nulla lacinia rutrum. Vivamus volutpat posuere lobortis. Donec luctus lectus sit amet venenatis scelerisque. Suspendisse vel nibh vitae nulla pharetra tincidunt. Donec vitae venenatis enim, non elementum magna. Aliquam porta tincidunt vulputate. Nulla et vehicula justo. Suspendisse rhoncus metus a tellus malesuada laoreet. Cras quis dictum nisl, vitae venenatis nibh. Ut eu eleifend sem. Suspendisse aliquet neque nec ligula auctor, non placerat nisl iaculis.

Morbi fringilla fringilla faucibus. Nunc rutrum tortor id imperdiet pulvinar. Fusce sed nisl lobortis, ullamcorper odio nec, pharetra felis. Nulla venenatis mi eget nulla hendrerit, ut imperdiet nibh pellentesque. Aenean quis tortor sed elit ornare iaculis non non turpis. Fusce eget lobortis dolor. Proin non dolor ipsum. Proin vitae urna adipiscing, malesuada diam sit amet, vestibulum arcu. Curabitur lobortis bibendum ipsum a adipiscing. Suspendisse ac tincidunt enim. Nulla eu tellus vitae magna sodales pellentesque et nec quam. Nam pretium enim et porttitor tincidunt. Pellentesque posuere sagittis nisi, eget egestas erat porta eu.

Read More

Old School Photography Tips

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse at arcu tellus. Aenean ut velit purus. In eu blandit est. Fusce molestie, enim pellentesque interdum scelerisque, dui est tristique eros, quis ultricies tellus leo tristique est. Nullam in rhoncus metus. Nunc eleifend varius venenatis. Mauris eleifend at tortor et ullamcorper. Donec at odio sit amet leo pellentesque sollicitudin eu id ipsum. In rhoncus lorem mi, eget placerat ligula eleifend eu. Aliquam aliquet ligula leo, eu tempor urna ornare nec. Aenean et adipiscing eros. Quisque tristique mi et pretium tempor.

Praesent ac enim neque. Proin non tempor nisi. Vivamus faucibus, turpis id commodo vehicula, erat urna adipiscing mauris, vitae placerat justo sapien a ipsum. Suspendisse mauris nulla, hendrerit sed bibendum interdum, venenatis rutrum diam. Aenean id nisi vitae urna ullamcorper sagittis. Nam eu accumsan leo, non suscipit mauris. In dui urna, egestas at dui at, commodo dapibus sem. Praesent sapien odio, faucibus sit amet elementum eu, auctor et augue. Donec rutrum vehicula metus vel egestas. Mauris scelerisque molestie pellentesque.

Nam euismod sapien leo, in vehicula risus rutrum eu. Integer congue turpis non ipsum rutrum pretium. Sed nec mauris a velit auctor varius a eu diam. Phasellus rutrum consequat leo, sit amet blandit dui imperdiet suscipit. Proin vestibulum dui ut elit suscipit posuere. Duis lobortis convallis massa, interdum suscipit neque consequat nec. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus. Nulla auctor, erat ut eleifend scelerisque, diam tortor eleifend neque, vel iaculis magna risus at nisi. Sed vehicula, quam vitae dignissim viverra, purus odio consectetur lorem, eu iaculis massa leo in risus. Aliquam ultrices tempus elementum. Fusce aliquet diam vestibulum mi semper auctor. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae.

Praesent ac enim neque. Proin non tempor nisi. Vivamus faucibus, turpis id commodo vehicula, erat urna adipiscing mauris, vitae placerat justo sapien a ipsum. Suspendisse mauris nulla, hendrerit sed bibendum interdum, venenatis rutrum diam. Aenean id nisi vitae urna ullamcorper sagittis. Nam eu accumsan leo, non suscipit mauris. In dui urna, egestas at dui at, commodo dapibus sem. Praesent sapien odio, faucibus sit amet elementum eu, auctor et augue. Donec rutrum vehicula metus vel egestas. Mauris scelerisque molestie pellentesque.

Nam euismod sapien leo, in vehicula risus rutrum eu. Integer congue turpis non ipsum rutrum pretium. Sed nec mauris a velit auctor varius a eu diam. Phasellus rutrum consequat leo, sit amet blandit dui imperdiet suscipit. Proin vestibulum dui ut elit suscipit posuere. Duis lobortis convallis massa, interdum suscipit neque consequat nec. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus. Nulla auctor, erat ut eleifend scelerisque, diam tortor eleifend neque, vel iaculis magna risus at nisi. Sed vehicula, quam vitae dignissim viverra, purus odio consectetur lorem, eu iaculis massa leo in risus. Aliquam ultrices tempus elementum. Fusce aliquet diam vestibulum mi semper auctor. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae.

Read More